INAUGURACIÓN ESPACIO LUZ-VIDA

Después de muchos meses de duro trabajo por fín llegó la fecha tan esperada. Aunque no estaba todo totalmente terminado, quería inaugurar el Espacio Luz-Vida antes de que  acabara el año, así que el domingo 02 de Diciembre  del 2018 se produjo el evento. Se realizó una jornada de puertas abiertas- open day- que comenzó a las 11h de la mañana y que terminó despidiendo a los últimos asistentes pasadas las 18h.
Colgamos varios carteles en el exterior para ayudar a que nos encontraran con mayor facilidad, y aunque las dos semanas previas tuvimos una lluvia muy intensa, los días anteriores y aquél maravilloso domingo nos acompañó la calidez del Sol. Ni siquiera imaginandolo podía llegar a pensar que todo trascurriera de una manera tan mágica y perfecta. El ambiente que allí se respiró fué inmejorable y se notaba, o al menos a mí eso me parecío, que el soplo divino de Dios inundaba aquél Espacio.
Todo estaba preparado con mucho amor y mucho cariño, esperando que las personas comenzaran a llegar, las primeras aparecieron a eso de las 10,30h y a partir de ese momento todo fué muy emocionante.
Recibí infinidad de felicitaciones, abrazos, sonrisas e incluso obsequios que no me esperaba... 
Poco a poco el Espacio comenzó a llenarse de una energía maravillosa, amigos que iban llegando y también personas a las que conocí ese mismo día. Comenzamos las actividades con una meditación en el interior de la sala, que vibró al unísono del mantra Omm repetido por tres veces. A continuación  tanto mi hija Ana Isabel  como yo pronunciamos unas emotivas e improvisadas palabras ante todos los asistentes y a continuación dimos paso a la presentación de las actividades que estaban previstas comenzando la primera el día 15 de Diciembre y terminando el 26 de Enero.
También tuvimos un mini concierto de cuencos tibetanos y la actuación de un trío de música en directo que interpretaron varios temas de jazz/blues band en la zona exterior. Una vez allí fuera comimos y compartimos la comida que aportamos, unos con  otros, y disfrutamos de unos momentos de convivencia extraordinarios.
Sin duda para todos los que asistieron resultó ser un día muy bonito, pero para mí no fué sólo eso, para mí fué y será un día inolvidable, un auténtico regalo de la vida que nunca agradeceré lo suficiente y una fecha que marcará para siempre un antes y un después. 
                                                                                                                                  Espacio Luz-Vida
                                                                                                                                           Ana Gil

Gracias a tod@s por este día. Inolvidable....