Luz-Vida...

 

un proyecto que nace  de la transformación y el amor

     Con un montón de sueños e ilusiones, hace más de veinticinco años, me trasladé a vivir a este cortijo. Nada tenía que ver con lo que  es ahora, y debido a su estado de semi-abandono, hubo que trabajar muy duro durante largo tiempo para ir mejorandolo poco a poco. Aquí formé una familia, y también fundé un negocio, que me  permitió llevar a cabo una actividad relacionada con el cuidado y la atención a los animales, concretamente con perros. 
 
     Debido a estas circunstancias pude experimentar un imparable aprendizaje  que de manera muy intensa, hizo que se desarrollaran en mí una serie de cualidades y capacitaciones que me hicieron crecer como persona.   Entre otras muchas cosas, salió a la luz mi potencial humano, mi sensibilidad, mi capacidad de aprendizaje, mi paciencia, mi compasión, mi espíritu de sacrificio y un inmenso amor hacia la naturaleza y todos los seres vivos. Pero aunque parezca paradójico, todo esto hizo que me olvidara de mí misma, aferrándome a la materialidad  de una vida que no me llenaba, totalmente  superflua.
   Así que cuando ya creí que lo tenía todo, la vida me hizo pasar por un gran revés, teniendo que desprenderme de todo cuanto había conseguido, experimentando en demasiadas ocasiones lo que era el desapego al perder mi estabilidad familiar, laboral y financiera. Desde entonces comenzó otra importante etapa en mi vida, dedicada al  crecimiento interior y al autoconocimiento,  donde pasé por una serie  de trances  bastante dolorosos e  intensos. 
 
     Una vez cerrado este ciclo, ahora es el momento de vivir la auténtica transformación. 
Y al igual que este lugar, ha necesitado de un gran cambio para adaptarse al nuevo espacio que ahora es, yo he tenido que  hacer en mi interior una gran limpieza, desechando todo  aquello que ya no me valía para darle cabida a lo nuevo, teniendo esta vez que poner a prueba  mi fuerza interior y mi fé.
  
     Ahora, tanto  Espacio Luz-Vida como yo hemos renacido, y estamos preparados para enfocar esta nueva trayectoria.  Es por eso que me decidí a convertirlo en un lugar donde poder impartir enseñanzas y actividades relacionadas con el crecimiento personal,  el desarrollo humano, la relajación y la calma, deseando poder servir a los demás con los conocimientos y con la propia  experiencia de todo cuanto aprendí. 
                                                           
                                                                                                       
 
                                               
                                                                                                 
 
 
Ana Gil
Espacio Luz-Vida
Bienestar en la Naturaleza